Zona del Seguers

Las altas temperaturas que estamos teniendo en estos días ha hecho despertar a este peligroso insecto. En redes sociales vecinos alertan de la presencia de esta oruga que ha sido detectada por algunas zonas de esparcimiento de la ciudad.

Su contacto puede provocar reacciones peligrosas en personas y animales. Sus pelos pueden iniciar irritaciones en oídos, nariz y garganta en las personas humanas, sobre todo en niños y animales, con el consecuente peligro que ello conlleva.

Las condiciones climáticas de las últimas semanas, con unas temperaturas inusualmente elevadas para esta época del año, provocan una mayor actividad de este lepidóptero defoliador y acelera la eclosión de los nidos de orugas que afectan de forma agresiva a las copas de los pinos.

 

 



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduzca su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.