La candidata del PSOE a la alcaldía, Emma Molina, ha criticado através de una nota de prensa que el ayuntamiento haya adjudicado las obras del tramo ocho de la Senda Litoral en la zona de El Velerín a la empresa Bonifacio Solís, ex socio del alcalde en diversas mercantiles, a pesar de que los vecinos de la zona han denunciado dichas obras y han solicitado la suspensión cautelar de las mismas.

El ayuntamiento de Estepona no dispone de los terrenos de la urbanización El Velerín, ya que las obras se han licitado sin la preceptiva Información Pública para alegaciones de los afectados y, además, sin la autorización de los propietarios de los terrenos pese a que en la memoria del proyecto se asegura que “tras haber recabado el ayuntamiento la necesaria autorización de ocupación de los terrenos por parte de la Comunidad de Propietarios”.

Los vecinos denunciantes, por ello, entienden que esta afirmación no es cierta ya que el Proyecto y la Licitación de las obras son de diciembre de 2018, y la Junta de Propietarios para tratar este tema se celebró el 22 de enero de 2019, un día después de la Apertura de las Ofertas de la Licitación “lo cual podría ser considerado como Falsedad en Documento Público”.

Recuerdan, por otro lado, que “para la cesión de esos terrenos de titularidad común se requiere la total unanimidad de la totalidad de todos los propietarios según el artículo 17.6 de la Ley de Propiedad Horizontal y eso no fue así en dicha Junta”.

El ayuntamiento tampoco cuenta con la autorización de la Junta de Andalucía, según el Condicionado de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la propia Junta, para la autorización de las obras al ayuntamiento, como se puede comprobar en el documento  adjunto, que procede a su vez del Anejo 13 del Proyecto Tramo 8 de la Senda Litoral, y en el que en ningún momento hace referencia a la necesidad de ocupar los terrenos de dicha Urbanización,  pues hay terreno suficiente para ello.

El ayuntamiento tampoco ha respondido a la solicitud (puesto que no ha habido la preceptiva Información Pública) de una pequeña modificación del trazado, para evitar las graves afecciones la Urbanización según dicha solicitud, como son, ocupación del camino de acceso a la playa de la Urbanización, división del Jardín en dos partes inconexas, al saneamiento, iluminación, riego, destrucción del actual muro de piedra y vegetación que constituye el cerramiento, etc. Y que consiste en que el trazado continúe en paralelo al cerramiento como lo hace en la primera parte del mismo, con la solución blanda que fija el Condicionado anterior que debe tener carácter provisional y ejecutarse directamente sobre la arena mediante tablas de madera sobre rastreles, máxime en esta zona a la que no llegan los temporales.

Esta solicitud también se basa en que dentro del Condicionado de la Consejería también figura que se puede autorizar pequeñas variaciones para mejorar el proyecto y esta lo es, al no ocupar terrenos de propiedad privada, sin las graves afecciones citadas anteriormente, que obviamente se tendrán que reponer, se consigue un ahorro económico y un menor plazo de ejecución de las obras, al continuar la Senda como al comienzo del trazado, que debe tener carácter provisional y ejecutarse directamente sobre la arena mediante tablas de madera sobre rastreles, máxime en esta zona a la que no llegan los temporales, como se indica anteriormente.

Según dicha solicitud, no tiene sentido iniciar las obras en el primer tramo, con maderas y rastreles y luego ocupar la Urbanización para hacer un camino de hormigón impreso encima del existente, que este pavimentado, y es el que sirve de acceso a la playa. Y luego salir del mismo modo con la solución anterior blanda que les fija la Consejería de La Junta.

También se dice que la autorización queda supeditada al permiso del propietario de los terrenos por donde discurriría el camino en la zona de servidumbre. Permiso del que no dispone el ayuntamiento.

Molina ha manifestado que «una vez más nos encontramos con una absoluta opacidad por parte del equipo de gobierno del PP en la redacción, tramitación y adjudicación de proyectos de obras públicas. Iniciativas en las que, por otro lado, tal y como se vuelve a evidenciar en esta ocasión, la participación ciudadana es absolutamente inexistente». Y lamenta que un proyecto «tan positivo como el de la Senda Litoral, vuelve a verse afectado, llegando incluso a ponerlo en peligro, por las imposiciones y arbitrariedades del gobierno local del PP».



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduzca su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.