El PSOE de Estepona ha lamentado que la “tozudez y soberbia” del alcalde, José María García, y la “incompetencia” de la concejala de Personal, Pilar Fernández, han supuesto al Ayuntamiento de Estepona más de un millón de euros “que es el dinero que han venido percibiendo los 16 empleados despedidos del servicio de Ayuda a domicilio desde principios del 2017”.

La portavoz socialista a la alcaldía de Estepona, Emma Molina, ha recordado que “estos trabajadores fueron despedidos en Agosto de 2016 y tras su primera sentencia de readmisión en 2017, que calificaba el despido como improcedente, los trabajadores quisieron sentarse y llegar a un acuerdo renunciando incluso a los salarios de tramitación, pero el alcalde se negó”.

Además, añadió que “estos trabajadores han venido en reiteradas ocasiones a las sesiones plenarias para ser escuchados, pero lo único que han obtenido es la negativa por respuesta”.

Molina lamenta que durante este tiempo el equipo de gobierno del PP “haya gastado sus energías en interponer recursos a los distintos autos, con los consiguientes gastos judiciales que conlleva”.

Por último, ha lamentado que “pese a este bochorno nadie en el equipo de gobierno está dispuesto a asumir responsabilidades políticas ya que estas decisiones para lo único que han valido es para mermar las arcas municipales” y recuerda que “aún está a tiempo de resolver y sentarse a negociar con aquellos trabajadores del ERE que por parecidas circunstancias se encuentran en procesos judiciales y algunos de ellos cobrando el sueldo sin trabajar”.



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduzca su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.