Podríamos empezar hablando de todos los premios que le han otorgado en su trayectoria artística o de esos recintos y escenarios de todo el mundo que ha llenado con su música. Es inevitable hablar de Paco y no hacer referencia a todos los premios que le han otorgado. Pero vamos a empezar haciendo un breve recorrido por los comienzos de este artista nacido en Estepona en 1971.

Nos cuenta y tiene muy claro que su madre ha sido su inspiración. Desde pequeño, en su casa siempre se vivió el flamenco. De esta manera era inevitable que su primer contacto con una guitarra fuese cuando era tan solo un niño de siete años. Su carrera musical nada más había hecho comenzar. Necesitó muy poco tiempo, porque que a los catorce, siendo tan joven, ya empieza a formar cartel en festivales malagueños junto a grandes figuras del cante. «Tenía la necesidad de salir fuera de nuestro pueblo para enseñar lo que sabía hacer con mi guitarra». Su infancia la recuerda cumpliendo con sus tareas escolares por la mañana y por las noches actuando en un tablao.

 

 

Paco es un amante del flamenco y de los animales. Si no se hubiese dedicado a la guitarra le hubiera gustado ser biólogo. Aunque su vida le llevó en muy poco tiempo, a entrar en los círculos más altos del flamenco. Tanto es así, que acompaña con su guitarra al mismísimo Camarón de la isla. Por su magistral toque es también requerido por artistas de la talla de Fosforito, Agujetas, Luis de Córdoba o Chano Lobato, entre otros.

 

Actualmente en sus vitrinas tiene algunos de los galardones más importantes que reconocen a los mejores. Ha obtenido los primeros  premios en numerosos festivales regionales y nacionales.  Los artículos del flamenco dicen de él «que es un guitarrista espectacular, con una depurada y exquisita técnica». «Su capacidad de expresión es emocionante». «Tiene una estética flamenca que lo hace distinto a los demás». Podríamos seguir con muchos más, porque Paco es un guitarrista muy reconocido en el panorama musical de nuestro país.

 

Con sus guitarras ha recorrido medio mundo, Alemania, Reino Unido, Israel, EE.UU, El Cairo, Moscú, y más rincones por donde Paco ha paseado nuestra bandera.

 

 

 

A sus cuarenta y siete años ha dedicado toda su vida al flamenco. Lo hace porque le gusta. Reconoce que el flamenco es su pasión y le dedica todo el tiempo posible. Sus alumnos, su familia y su público, seguiremos disfrutando de su toque flamenco que enamora, de su sabiduría musical que embellece su estilo y del carisma de este genio esteponero, que más que toca, emociona.

 

 



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduzca su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.