Alfonso Guerra tiene 27 años y es natural de Estepona. Actualmente reside en Bruselas, donde cursa el último año del Máster en Composición del Conservatoire Royal de Bruxelles, estudios que compagina con su trabajo como Music engraver en la editorial Alain Van Kerckhoven Éditeur y prácticas como Research Assistant en la organización internacional European Composer and Songwriter Alliance (ECSA). Además, en su tiempo libre, imparte clases de piano a un gran número de alumnos/as de la Escuela Europea.

Su gran interés y afición por la música nace en Estepona, en concreto en la Banda de Música de la Vera+Cruz, donde una jóven Lorena Gurrea impartía clases de solfeo a las que acudía feliz con todas sus amigas del colegio. Meses después le concedieron su primer instrumento, un saxofón soprano. Su curiosidad musical no conocía límites, y no era extraño encontrarle pasando la tarde en cualquier Agrupación Musical del municipio, aprendiendo un poco más sobre la trompeta o el fliscorno.

En 2005 se produce su primer encuentro con el piano, en la clase de Joaquín Castellano del Centro Cultural Padre Manuel. Este instrumento cambia sus expectativas de futuro, y dos años más tarde ingresa en el Conservatorio Profesional de Música Muñoz Molleda de la Línea de la Concepción. Sin embargo, no será allí donde se desarrolla como músico. Unas expectativas de estudio más elevadas hacen que tome la prematura decisión de mudarse a Granada con tan sólo 17 años. Allí entra en la clase de Ramona Herrero, en el Conservatorio Profesional de Música Ángel Barrios, y el piano pasará de ser una afición a convertirse en su verdadera vocación.

Los ensayos como clarinetista en la Banda Sinfónica de Granada y la salida al mundo laboral completan su experiencia en la ciudad. En 2014 obtiene el título profesional de piano y una plaza en el Real Conservatorio Superior de Música Victoria Eugenia de Granada para cursar sus estudios de composición. Los veranos se los pasa  de 12 a 14 horas diarias trabajando en un restaurante del puerto deportivo para poder pagarse los estudios.

 

En 2016 emprende una aventura que cambiará por completo sus expectativas iniciales. Con una matrícula de honor en la asignatura de Instrumentación impartida por el Maestro Ángel Luis Pérez Garrido bajo un brazo, y el estreno de su obra “El diván del tamarit” para soprano y piano bajo el otro (XXX Aniversario Museo Casa Natal Federico García Lorca), se desplaza para cursar un año en el Conservatoire Royal de Bruxelles a través del programa Erasmus +. Antes de ir, una parte de él ya sabía que probablemente no volvería, y en efecto hizo todo lo necesario para continuar sus estudios en Bélgica. «Aquí he podido trabajar con compositores de renombre como Michel Lysight o DanielCapelletti.»

 

Son muchos los éxitos que ha ido cosechando desde su llegada a la capital europea, como el primer premio en la modalidad sinfónica del XI Concurso de Composición del Real Conservatorio Superior de Música Victoria Eugenia de Granada, por su obra “Petite symphonie d’entre-temps” (estrenada el pasado 27 de abril); el estreno de su obra “Les Contes de Canterbury” para orquesta sinfónica, el pasado 12 de diciembre en Ohio, Estados Unidos; o la próxima gira de conciertos de la European PhilharmoniaFor me formidable”, un homenaje a Charles Aznavour en el que es responsable del arreglo de títulos como “La bohème” entre muchos otros.

Sin lugar a dudas, se encuentra en el mejor momento de su carrera hasta la fecha, pero si hay un logro del que se enorgullece es » el de pisar mi tierra cada verano para disfrutar de ella. Estepona siempre ha estado en mi recuerdo. Recuerdo que me llena de orgullo compartir con todo el mundo cuando cuento de dónde viene este culito mojao.»



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduzca su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.