Un hombre de 70 años se encontraba el pasado martes 9 de Enero en las oficinas del Patronato Provincial de Recaudación cuando cayó desplomado tras sufrir un infarto.

Rápidamente, el personal que trabaja en estas oficinas próximas al Consistorio avisaron a los agentes de la Policía Local. Tres agentes y el vigilante municipal se trasladaron desde el edificio Puertosol con el desfibrilador, donde comenzaron las maniobras programadas para la utilización de estos dispositvos y que fue primordial para reanimar y estabilizar a este ciudadano holandés después de una parada cardiaca.

Según relata el auxialiar municipal, la ambulancia tardó en llegar, mientras tanto iban turnándose para combinar el masaje cardíaco con la actuación del desfibrilador. Posteriormente, el afectado fue trasladado en ambulancia hasta el hospital donde se recupera en estos momentos.

La rápida actuación que efectuaron tanto el personal del patronato de recaudación, como los tres agentes, el auxiliar y el desfibrilador, han hecho posible salvar una vida.



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduzca su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.